Las ferias ambulantes y sus fenómenos

Las ferias ambulantes y sus fenómenos

Desde tiempos inmemoriales, la crueldad y la curiosidad humanas han provocado que las personas con deformidades fueran señaladas, expuestas y, en el peor de los casos, expulsadas de la sociedad. Conocida es de sobra la figura del “fenómeno”, una criatura extraña para el público, utilizada como entretenimiento en las cortes de los reyes en las épocas más antiguas, y en los circos de la era contemporánea. Han causado, a lo largo de la Historia, horror y diversión a partes iguales, y sólo muy recientemente (hablando en tiempo histórico) se les ha liberado de ese yugo. Explotadas durante siglos, estas personas encontraban de una forma paradójica su lugar en el mundo gracias a los empresarios sin escrúpulos que las exhibían sin ningún reparo con fines únicamente lucrativos. En la Europa de la Edad Media, estas ferias contaban tanto con los “fenómenos” como con animales extraños, juglares y artistas. Eran una mezcla de todos estos componentes, nómadas que recaudaban dinero en base al entretenimiento que podían ofrecer. Viajaban por diversos territorios dejando una huella que era difícil de borrar: animales disecados, mujeres barbudas, trovadores con excéntricos vestuarios, etc.

Leer más